jueves, 25 de mayo de 2017

Encuéntrame!

Hállame en el trinar de las aves,
en el cantar de los vientos,
en el rumor más suave
de el más sólido acuerdo.

Localízame en el trasluz de un instante,
en el recuerdo de un día,
en el rubor de un encuentro.

Agárrame con el calor de tus manos,
con la sentida caricia,
de nuestro primer momento.

Atrápame en tu cálida memoria
en la sensual fantasía,
de un añorado recuerdo

Desmenúzame en tus sonoras palabras
en tus risas soñadoras,
en tus prosas y en tus versos.

©Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta


Búscame

Búscame frente al rugir de la nada,
en el silente gruñir de nostalgia,
en la mudez de llamadas
que representan la ausencia.

Búscame donde se pierde el olvido
donde acude el sigilo,
donde se viste de luto
la opacidad del silencio.

Búscame en el bramido absoluto 
de la mediocridad y lo hermético,
en el pudor de lo oculto,
en el transcurso del tiempo.

Búscame donde disipa la luna
sus rayos desiertos
en la más tediosa, cruda noche,
del más lúgubre frío umbroso
de los oscuros inviernos.


©Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

martes, 23 de mayo de 2017

Suspendida en Vilo

Me suspendiste en vilo,
me subiste a tu pecho,
me llenaste de luz
con la luz de tus besos.

Me envolví en tus brazos,
me bañé de tu aliento,
y ceñí sin holgura
tu esplendor a mi cuerpo.

En apenas instantes,
de delirio y anhelo,
insuflaste la vida
en la quietud de mi seno.

© Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

Entre tus brazos

Amanecí en tus brazos
con el alma encendida
en locura y deseo.
No dormimos la noche
nos fundidos unidos,
y vencimos al sueño.
Se borró esta noche
de mi sueño, tus sueños.
de mis días, tus días
de mis ansias, tus ansias
de mis besos, tus besos.

Se nubló esa mañana 
de tu nube mi cielo.



© Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta





domingo, 21 de mayo de 2017

Tú en mi nave

Te subiste a mi nave
en viaje secreto,
he notado en mis manos
tu planeta de vientos...
Erupción de volcanes,
en candentes montañas
que derraman fugaces,
blanca lava de hielo.
Recorrí tus paisajes,
de espacios latentes.
Me adentré en tus mares
de oleajes maestros
y, una luna mirando
se quedó en nuestro cielo.
Para ver las comarcas
de lugares tan bellos.



© Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta



Que se hunda la noche...



Que se hunda la noche...

Que se hunda la luna 
en un charco de cieno,
que los cielos se eleven
a lugares desiertos.
Que la luz no ilumine,
que las sombras corrompan
el rubor de dos cuerpos.
Que se hagan cenizas 
en unión de secciones,
que les urdan enteros.

© Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta


viernes, 19 de mayo de 2017

Momentos


Momentos que son soñados 


y que creemos ser ciertos.
*
Para mis noches sin días
para mis días sin sueños...
Los días, las noches... 
Recuerdos, encuentros,
traducidos en instantes,
reducidos a momentos.
Momentos de sueño y vida...
Momentos de tierra y cielo.

© Copyright 2017 Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta


martes, 16 de mayo de 2017

Ay de mí, que se me muere el alma!


Se me muere la boca
Mi boca se muere
Se mueren mis labios
Mi lengua, mis dientes,
Mi boca se muere
Se muere de ansias
Se muere, se muere
Se muere mi boca
Por probar tus labios
Mi boca se muere
por sentir tu aliento
por libar tu néctar,
mi boca se muere
y se me muere el alma
de pena, y tristeza
de ver que mi boca
por tan poco, 

Se muere.


© Copyright 2017 Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

domingo, 14 de mayo de 2017

Realmente no lo sé...


No sé, cuando fijé en ti mi mirada.
¿Cuándo mis ojos fueron capaces
De escrutar tu hermosa silueta
por enésima o primera vez?
No sé… no sé qué pudo suscitar
Ese primer contacto eléctrico,
Ese punto supremo de estática,
Que unió, tu mirada a mi mirada.
¿Qué ha podido entonces suceder…
Qué factor químico pudo conseguir
Que mis vellos se erizaran?
El rebotar de mis entrañas,
Que infinitamente dentro de mí
Pudiesen constreñir un corazón
Que decidió huir de mí, por siempre,
Dando lugar a búsquedas errantes,
Sin descanso, sin conseguir saciar
La sed de una imagen grabada
En lo más infinito de todo mi ser.


© Copyright 2017 Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

Descubriendo el amor


Descubrí hoy tu amor
en el llanto de esa nube,
en el brillo de la estrella,
en el fulgor rutilante,
de un escondido planeta.
Descubrí tu amor puro,
En esta angustiada noche
oyendo el sentido canto,
de un excelso poeta.


© Copyright 2017 Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

miércoles, 10 de mayo de 2017

Pero... qué es que son los sueños???

Pero... qué es que son los sueños???

Vaya usted a saber…
Qué es, qué son los sueños
Que se envuelven de nubes
Que nos mueven a ensueños
Que si no son reales…
¿¡Para qué les queremos!?...


Te he soñado esta noche,
Acudiste a mi encuentro…
y… aunque estabas muy cerca,
te llamé desde lejos.
Ehhh Ehhh! Estoy aquí!...
Me ves?
Tu mirada perdida,
Tú, mi amor, ignorabas mi sueño
Si estabas en él,
si escuchabas mi duelo…
¿Por qué no me seguías.
Por qué ocupabas mi sueño?
Desperté de un suspiro
De angustia, de miedo.
Fuiste tú que huías,
De mi mano, en mi sueño.

© Copyright 2017 Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

martes, 9 de mayo de 2017

Un amor encubierto

He soñado contigo
en mis noches sin sueño.
He cantado a tu oído
este amor encubierto.
Te he visto anhelante
en un sueño de ensueño.
Comprendí de tu amor,
entendí de tu aliento.
Que un amor sin amores
no es amor, si no invento.

© Copyright 2017 Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

lunes, 8 de mayo de 2017

Yo, soy de esos poetas!

Soy de esos poetas modernos,
que mencionan la lavadora en sus versos.
Que hablan del me levanto o me acuesto,
o del café con leche untado en churros
De lo sano y lo insano.
Soy de lo cotidiano y de lo absurdo,
Y quizá esto te sorprenda; 

Mi nacimiento, es anterior a los setenta.
Soy de esos poetas, y es orgullo
para mí, ser una de esas que riman 

lo ordinario sin rima, y de forma inculta.
Y para que sirva de muestra,
vaya para ustedes esta viva esencia,
de lavadora habladora, de ridícula sentencia.

viernes, 5 de mayo de 2017

Recordando a mamá

Es curioso que el recuerdo de mamá llega a mí ahora, a mis años, acompañado del tejadillo sobre el que descansaba la ventana de nuestra pequeña buhardilla.

La recuerdo en los días de lluvia cuando subía a tender la ropa a resguardo de gotas traviesas, deseosas de volver a remojar la colada.

Recuerdo la blancura inmaculada de las sábanas restregadas en la bañera sobre una tabla ondulada y rubia como el cabello de mamá.

¿La recuerdas tú también querido hermano?

Lástima que todo en este mundo contenga indefectiblemente un principio y un fin…

Todo, menos el recuerdo de aquellos días de niñez que permanecerá imperturbable, imborrable; perdurable en mí hasta el fin de mis días. ¿Sabías que de la memoria lo que permanece, lo que tardamos más en perder son los recuerdos de la infancia?

¿Recuerdas el huevo de alabastro que recibió mamá procedente de Rusia, el susto que produjo abrir un sobre tan pequeño y tan pesado?

Después todos reímos abiertamente al descubrir la maravilla que quedó al desnudo entre nuestras manos.

¿Y las vueltas verbales que dio mamá para describirnos y hacernos comprender el verdadero significado que contiene en sí la palabra “axioma”?

Creo que entonces, ella tampoco lo comprendía y era ese el motivo para que no pudiera concretar su significado con un mínimo de exactitud. 

Ahora recuerdo tu carita pensativa mirándole embobado que, estoy segura aún sin poder verme, que sería entonces un reflejo exacto de la expresión que mostraba la mía.


Qué recuerdos más hermosos querido hermano; qué bello es para los hijos poder recordar por siempre la belleza de una madre. 

© Copyright 2017 Mercedes del Pilar Gil Sánchez