analyticstracking.php

analyticsTraking

viernes, 13 de abril de 2018

Día Internacional del BESO


Soñando tu boca

Soñando tu boca
te besé, a ti,
una noche blanca
en un mes de abril.

Un beso te daba


Un beso te daba

y un beso te di 
un beso en tu cara 

de perla y rubí.
El beso más cariñoso

Mi beso más cariñoso,
con un abrazo de oso...
regordete, y empachoso,
ahora, justo a las ocho.

No importa si son las diez
pues lo repito otra vez.
para después a las doce
un besito sin un roce.

Luego, al llegar la mañana,
besarte con aún más gana.
Qué no te llego a la cara?
Me subo a una palangana!

Si así no te llegué...
te doy un beso en el pie



Los Besos

Un besito en una lata, es un besito de plata

Pero un beso en la nevera, es un beso de canela

Un besito en un paseo, un beso bajo un sombrero

Un beso por la mañana, es un besito de nada
Un besito por la tarde, es beso, sí no es tarde
Un beso de por la noche, será beso y no derroche
Un beso al fin en la cama, son besitos de pijama.
Un beso entre sábanas, no es beso, es amor, hoy, y mañana

En silencio

Y... a ti, te lo digo en silencio
sin decir
sin mirar,
sólo sintiendo que quiero decirte
Feliz día Internacional del beso.


Besos bañados de luz



Te di un beso de rosa,

Un beso de mariposa.

Te di un beso de azul,
Un beso bañado de luz.
Te doy mi beso de luna,
Mil besos doy de estrellas,
Besos que luces encienden.
Besos de luces ardientes.
Dulces Besos

Mis besos de azúcar,
de miel con chocolate.
Los besos más dulces,
de amor he de darte.



Besos sin tiempo, son tiempo de besos

En la mañana te beso
te vuelvo a besar por la tarde.
Renovaré el beso,
antes de acostarme.
O cuando me acueste,
Y sea tu amiga,
tu amor,
tu compañera,
tu amante.



#DiaInternacionalDelBeso
©Copyright 2018 #AbuelaTeCuenta


jueves, 12 de abril de 2018

Una etérea y sutil evanescencia...

No le vio...Hasta que…

muriendo su ser de ausencia,
en un suspiro
de insegura inconsciencia,
manifestó
un latido de existencia.


Flotó el abismo
entre el aire y su aliento.
Palideció de infamias,
el rumor más nítido,
del más oscuro viento.

Como tornado,
borrador continuo
de sobrantes universos.
Rió burlón,
entre ambos cuerpos,
un frío helador
del más devastador
y venteado elemento.

Flotaron sus brazos
en la corriente
ondulante de la brisa.

Su boca
se llenó de aguaceros
de la más sabrosa,
dulce risa.

Corrió alegre
hacia refugios renovados,
cual soportes,
luz de guía de sus manos...

Entre sus pilares extendidos…
desapareció,
su ser,
su voz,
su conciencia.

En un divino amanecer
perdido
de etérea y...
sutil evanescencia.

Soñará
desaparecer
revuelta en su brisa... 

Un segundo,
de un día.

Algún día

© Mercedes Del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

lunes, 9 de abril de 2018

Meciendo el aire...


Quise mecer el aire en un suspiro
desgranar los días de un mañana
borrar de alrededor de tu cabaña
las fieras del dolor de madrugada
Quise acercarme a ti, siempre lo quise
Sentir tus manos bellas en mi cara
Hundir con una fuerza inusitada
La luz de mi mirada en tu mirada.

© Mercedes Gil
#AbuelaTeCuenta

DESESPERACIÓN


Desesperación

Desesperación de mansedumbre,
de una tarde, de un tiempo de fuego que se apaga.
Desesperación de un cielo deslumbrante,
desesperación del sol que brilla en la mañana.
Desesperación de una vida que es extinta
desesperación de una vida continuada
Desesperación de tu alma con la mía
desesperación de mi alma sin tu alma.



miércoles, 4 de abril de 2018

Los nietos...


Los nietos:
Los nietos, son un regalo de vida, que un día, nos ponen entre los brazos nuestros hijos. Los nietos, llegan en ese momento crítico y concreto, en que comenzamos a sentir, que la vida está cumplida, que ya hemos rebasado la meta; que la esperanza y la alegría comienzan a huir de nosotros, porque la utilidad, el sentido que habíamos puesto en nuestras vidas, estaba centrado en nuestros retoños; ellos, que abandonaron el nido para hacerse libres y convertirse en el soporte de sus propias familias y de sus propias vidas...
Es entonces, cuando este inmenso regalo aparece, cuando esas pequeñas manitas, esos piececitos diminutos, y esos ojos que comienzan a aprender a mirar, se sienten a gusto en tus brazos, en los que los han depositado sus padres, y desean, también ellos, convertirse en nuestro regalo de amor.
Por eso, pienso desde aquí, desde mi silla colocada frente a una pantalla de un ordenador, que el utilizar a estos niños como ariete, o como cualquier otra arma contra sus abuelos, debería estar penado por ley.
Los niños son tan valiosos... que saber educarles en el amor, en el respeto a sus mayores, debería ser primordial para todas las familias. Fuesen éstas, de la clase social que fuera...
Los nietos son nuestro regalo! que no se olviden, que se tenga siempre en cuenta.
Los niños no son armas;
los niños son el tesoro más grande que posee la humanidad; sepamos dejarles ser niños...
Respetemos a los niños, para que ellos a su vez aprendan lo que es el respeto dentro del más profundo de los cariños jamás sentidos.

Una abuela; una abuela que siente el dolor de otra abuela...
#AbuelaTeCuenta

© Copyright © 2018 All rights reserved Mercedes del Pilar Gil Sánchez

martes, 27 de marzo de 2018

Los gestos


Para hablar de los "gestos" debemos pensar en qué es en sí misma una cara.


Sin dar paso a que las caras puedan atraer más o menos por sus formas, por la belleza en ellas expuesta abiertamente, o, digamos que… encerrada; como es el caso de lo que llamamos “atractivo” ya que es ésta una forma de ver la belleza más abstracta que la convencional. Un modo de mirar, o una abierta sonrisa, pueden componer o añadir belleza a un rostro de rasgos más o menos imperfectos; pero no entraremos ahora en detalles de los llamados cánones de belleza. 

La cara, esa forma de identidad única y diversa, está compuesta por cuarenta y tres músculos que utilizan para sus movimientos doce pares de nervios craneales y… esta zona de nuestra identidad que puede abarcar el pequeño tamaño de tu mano abierta, es la parte del cuerpo más compleja, y más difícil que puede abordar un trasplante, para el más experto de los “micro” cirujanos.

Hemos de remontarnos para comprender la importancia de la gestualidad, a la época en que el hombre, como primate, usaba sus músculos y nervios faciales para hacerse entender e interpretar los deseos de sus semejantes; para hacer saber a sus congéneres sus estados de ánimo, dar muestras de su disgusto, o de su contento; de una implícita amenaza, o dar a conocer una invitación para un confiado acercamiento amistoso. La gestualidad sirvió en esa época, en esos inicios de… ser seres humanos, como único recurso de comunicación, de formar sociedad, y de entendimiento mútuo; ya que mucho antes de hacernos comprender por medio de gritos más o menos guturales, prorrumpidos como alarma, amor, o como llamadas al relax de sociabilidad ya humana; el hombre únicamente disponía de su cara para convertirse en el ser social que siempre ha sido.

Otra de las características del rostro humano, es su diversidad, su irrepetible variedad de formas, que ayuda a distinguir al hombre como ser individual y único cuando la ausencia de llamada; la ausencia de nombres identificativos, nos podría haber hecho repetidos, sin personalidad, e idénticos.

Los ojos del ser humano, desde sus inicios como especie están dirigidos hacia el frente, con lo que perdíamos ante otros animales en lo que se refiere a vulnerabilidad, ya que el campo visual de un humano escapa a la lateralidad, y debería (cualquier individuo) para ver a un posible enemigo que se acercase por la espalda, girar su cuerpo junto con su cabeza… con lo que perdería un tiempo precioso y preciso para la huida; mas, esta pérdida, o menor tamaño del campo de visualidad, ha dado paso a la posibilidad de identificación individual por medio del reconocimiento del rostro.

Pero… volvamos a la gestualidad; como resquicio de aquellos tiempos primeros, en aquellos albores comunicativos de seres sociales que somos, y que siempre hemos sido; ha quedado marcada e implícita en nuestro ADN una impronta, como de actos reflejos, que tantas veces, realizamos de forma inconsciente, como resquicios de rechazo, que sobresalen de nuestros ojos en nuestras miradas, resquicios de deseo, que sin necesidad de indiscretos olfateos caninos, escapan delatores de nuestros inconscientes, más allá de nosotros mismos, sin permisos previos, poniendo de manifiesto íntimos sentimientos ante los ojos de congéneres, que más o menos expertos en diálogos sigilosos, son capaces de comprender tu malestar, tu indignación, tu oculto amor, o ese encubierto e íntimo deseo que ha trascendido precisamente, sin  tu "deseo" de haber sido trascendido…

Muchas veces, la costumbre, y la comunicación verbal nos ha hecho descuidados, la utilización de la palabra nos ha ido invalidando para una comunicación completamente silenciosa, pero nos ha dotado de un "detector", un interpretador del subconsciente de nuestros interlocutores hablantes, que nos hacen diferenciar y discriminar entre quien nos aprecia de veras, y de quien nos muestra simplemente, una cara amable con miradas delatoras de su "no" entusiasmo y de su "insinceridad". 

Quizá esta facultad de detección ancestral, sea para nosotros una maldición en un mundo de palabras... 

Quizá... 

O quizá nos sirva como lo que es en realidad, un "detector", como prevención de algo negativo... 

Quizá.... 

O quizá, este atisbo de percepción extrasensorial, no sirva para más que para escribir unas cuantas letras en una red social.... 

Quizá...


Porque, para qué puede servir una muda gestualidad en un mundo poblado por palabras, que se dan cita en la mayor multiplicidad y diversidad de composiciones para expresar a través de ellas la mayor complejidad de pensamientos o expresiones... 

Para qué sería necesaria la prevención de una mirada en el mundo de las letras y las palabras?

© Copyright © 2018 All rights reserved Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

sábado, 24 de marzo de 2018

Valoración de mi libro "Cuentos sin Límites de Edades"

Valoración de mi libro: 
"Cuentos sin Límites de Edades
Por Don José Antonio Hernández Guerrero 
"Catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada" en la 
Universidad de Cádiz; (España)
dirige en la actualidad los grupos de investigación: 
“La teoría literaria andaluza” y 

"Estudios de Retórica Actual”. 
Director del
Club de Letras de la Universidad de Cádiz; 

escritor y articulista.
Escritor con multiplicidad de premios.


Mercedes del Pilar Gil Sánchez
El libro Cuentos sin límites de Edades, de Mercedes del Pilar Gil Sánchez me ha evocado a Gloria Fuertes y a Juan Ramón Jiménez. 
Como Gloria Fuertes, Mercedes del Pilar es espontánea, divertida, irónica, tierna, afectiva, sencilla, solidaria, sincera y comprometida.
En este libro Mercedes nos muestra cómo escribe y, también, nos explica cómo es porque ella escribe como es. Por eso habla -nos habla- en un tono confidencial, íntimo, amigable y, sobre todo, esperanzado. Su lenguaje, aparentemente sencillo y cotidiano, posee la profundidad y la grandeza de quien posee un sensibilidad estética dotada de  una amplia capacidad de asombro ante la vida y de un corazón idóneo para acoger a todos los que la rodean.
Sus relatos, sus poemas se, refieren a la realidad cotidiana y, por lo tanto, a lo más auténtico de la vida humana, de su vida y de la vida de los lectores. Y es que ella concibe y practica la literatura como un foco, como una pantalla y como un espejo que refleja los episodios de la vida: de la suya y de nuestra.
Mercedes del Pilar Gil Sánchez transforma sus poemas en juegos de niños que nos proporcionan a los adultos unos modelos prácticos y unos esquemas teóricos que, por su sencillez, por su profundidad y por su fuerza, nos dictan unas lecciones que podríamos aprender para dotar a nuestros textos de mayor calidad literaria: los temas que aborda en sus composiciones poéticas, sus formas, sus músicas, sus colores y, sobre todo, su imaginación son estímulos para que disfrutemos de la vida.
Su personal uso de la lengua, sin rastros de retórica vacía, y su estilo cuidado y primoroso están pautados por un ritmo narrativo ágil, fluido y altamente emotivo. Y es que Mercedes del Pilar Gil Sánchez, empleando la palabra exacta y desnuda, hace posible que los lectores dialoguemos y consintamos con ella.
Como Juan Ramón Jiménez Mercedes del Pilar manifiesta su amor por lo humilde y por lo pequeño descubriéndonos así una profunda dimensión de ternura.
Cuentos sin límites de edades es un riguroso ejercicio estético debido a su clara intención de hablarnos de cosas reales pero aplicando unos sentimientos profundos, sencillos y claros. Lo digo de otra manera: estos textos sencillos, estos poemas exquisitos, son una delicia, unos alimentos cocinados al fuego lento de la sincera transparencia de una escritura candorosa y desnuda.
Y es que Mercedes del Pilar, dotada de una mirada penetrante y de una delicada sutileza, dibuja unas estampas en las que retrata -con, mezclando realismo e idealismo- las cosas sencillas y los episodios hermosas que nos transmiten ganas de ser más buenos y deseos de amistad, de respeto y de generosidad.
Por eso nosotros, a su simpatía, a su delicadeza y a su ternura, respondemos, correspondemos, con gratitud. La sencillez de lo cotidiano, cuando se explica de esta manera tan bella, nos descubre, con una singular fuerza comunicativa, las justas dimensiones de la vida. 

Mercedes del Pilar crea una belleza proveniente de su sensibilidad, siempre atenta a la percepción de los sentidos o, mejor, revive una realidad y nos recuerda que la escritura y la lectura, además de recordarnos vivencias hondas, nos sirve para acompañarnos, para comprendernos y para acogernos.
Sí; querida Mercedes del Pilar, querida abuela, yo he disfrutado en el jardín comiendo esa ensalada que me has preparado, también “floreció en mi plato como un truco de magia, como un hechizo de hada”, yo también fui a nadar “en la piscina en la que tú sueles nadar”, yo también he paseado por el Parque con tu perrita y, en tus viajes a la luna, he atrapado mil recuerdos y, por supuesto, he viajado hacia el Amor y, además, he aprendido que los cuentos no son historias sino ensueños que proporcionan alegrías y nos enseñan a sentir los sentimientos, a saber qué es el frío, a palpar qué son los miedos, a soltar nuevos suspiros, a querer y dar aliento.
Por eso soy yo quien a ti te da las gracias, por contarme estos cuentos. Gracias muchas gracias.
Muchísimas gracias!!!

Gracias Don José Antonio por este regalo que es inmensamente grande para mí. Mucho más que haber ganado un premio. Esta valoración de mi libro ha añadido un poco de confianza en mí misma. Ha supuesto una gran responsabilidad y un pequeño baño de autoestima. La necesitaba! Mil gracias!

© Copyright © 2018 All rights reserved Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

miércoles, 14 de marzo de 2018

Adios, stephen... Hasta siempre.


Adios, stephen... Hasta siempre.

Navega por el azul del Universo
despliega tus alas dormidas
y elévate hacia la realidad
de los agujeros más negros
Revélate ahora, que eres etéreo
Relativizate, nucleízate; extiéndete...
escapa al punto de no retorno,
e inmortalízate en nuestra memoria,
en la memoria inmortal del universo.
Comprueba tus teorías, atómicas.
Muévete, disfruta, siente...
Elévate stephen... Elévate...



© 2018 All rights reserved Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta


#StephenHawkingDEP #HastaSiempreStephen

Fotografía obtenida de internet. 

martes, 13 de marzo de 2018

Que Dios te salve María…


Dios te salve María.
Oh, María, Dios te salve…
He visto salir a tu hijo
unos pasos por delante.
Le han cogido en los olivos,
unos hombres miserables
para llevarle al pretorio.
Dicen, que van a juzgarle.
Le vi, las manos atadas
Le vi, con miles de espinas
su blanca frente sangrante.
He visto, amiga María…
Unas cruces, dos maderas,
con tres clavos infinitos
que dicen van a clavarle.
Que Dios te salve María
María, que Dios te salve…

© Copyright © 2018 All rights reserved Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta

domingo, 11 de marzo de 2018

Todos somos tú, pequeño niño de agua

Nadaste hoy pececito
te pedimos que nadaras
y recorrer el camino
que te devuelve a tu casa.
Regresaste hoy mi niño
tras noches de espesa espera
tras horas de incertidumbre,
tras días y noches vanas.

Nadaste, bello angelito
tras una noche en el agua.
Nadaste, te lo pedimos
y llegaste con el alba
te acompañó la culpable
quien destruía tu vida,
e impedía que nadaras.

Has sido valiente mi niño
pequeño niño de agua,
atrapando a la dañina,
al regresar a tu casa.

Un beso, pequeño pescadito de luz, de aire y de plata.
Una abuela entristecida con una pena en el alma, 

que te esperaba con vida, como el resto de España.

© 2018 All rights reserved Mercedes del Pilar Gil Sánchez #AbuelaTeCuenta